Familias y Matrimonios

Enfoque: La familia ha sido establecida por Dios y bíblicamente formada por la unión en matrimonio de un hombre y una mujer, para la búsqueda de Su gloria, la convivencia, la mayordomía y la procreación.  Es también una institución que promueve valores y prepara al individuo para el reino de Dios y para la sociedad.

Es en la familia donde los hijos deben encontrar los mejores modelos para amar a Dios y al prójimo, seguir a Jesucristo y colaborar con el ministerio de la iglesia.

Es necesario sembrar matrimonios saludables para cosechar familias sanas en lo espiritual, físico y emocional; la salud de los matrimonios y familias se traduce en salud para la congregación, la nación y el reino de Dios.

La iglesia contribuye de igual manera con las familias en cuyo escenario no están presente uno de los cónyuges, fomentando los principios bíblicos para su buen desarrollo. (Génesis 2:18, 24, Prov. 18:22, Jer. 29:6, 1 Tim. 3:12, 5:14, Hebreos 13:4, Marcos 10:9, Rom. 7:2, 1 Cor. 7:10-11, Efesios 5:22, 25,28, 6:4 Col. 3:19, Isaías 49:15, Prov. 15:18, Ecles. 9:9, 1 Pedro 3:7, Deut. 6:7, Prov. 22:6, 1 Tim. 3:4, Tito 2:4, Prov. 13:24, Prov. 23:13, Prov. 31, Deut. 4:9).

Funciones:

  • Establecer planes concretos junto a los grupos existentes, para el fomento de las familias bíblicamente saludables.
  • Realizar actividades en la cuales las familias de la iglesia y la comunidad puedan juntarse para socializar y glorificar el nombre del Señor.
  • Asumir como parte de la labor de la iglesia, la orientación a parejas de esposos y esposas, novios e hijos en coordinación con los pastores.

Alcance:

  • Retiros matrimoniales
  • Encuentros familiares
  • Vida devocional familiar
  • Orientación para el noviazgo
  • Preparación para el matrimonio
  • Consejería matrimonial.
  • Consejería familiar y de parejas.